Del dolor, las experiencias y el futuro.

​Y sí, es dificil. Y sí, es complicado intentar verlo así cuando la mente está tan ofuscada, cuando los sentimientos de toda una vida se tornan oscuros y todo aquello por lo que habías luchado acaba sumido en el más absoluto de los absurdos. La rabia, la culpa, la frustración, el odio, la decepción contigo mismo, el no reconocerte a lo largo de los años. El sentir haber hecho el ridículo por no haber sido capaz de ver más allá de lo que tus sentimientos querían ver. Cuando la razón reacciona, provoca un terremoto que tira el castillo de naipes sobre el que se sustentaba tu vida. Siendo esto así, es frecuente la pregunta: ¿y ahora qué? Si por fin te paras un segundo a pensar con claridad, sin dejar que los sentimientos invadan tu mente, te das cuenta: hay dos opciones. La primera de ellas es la más inmediata: meter todos esos sentimientos en una caja fuerte y esperar que el tiempo y la distancia te hagan olvidar la combinación aun sabiendo que quedará grabada a fuego en tu memoria, y que nunca te librarás de semejante pesadilla. Entonces, ¿cuál es la segunda opción? La segunda opción requiere de valentía, esfuerzo, tesón y si, también conlleva su tiempo. Pero te aseguro que es la más eficaz, y que podrás superar lo ocurrido. Consiste en reunir todos esos sentimientos dañinos, todos esos recuerdos dolorosos, y meterlos en una bolsa. Después hacerle un nudo a la bolsa y llevarla a todas partes. Se me ha olvidado decir que la vida se compone de puzzles, y que a algunos les falten piezas no implica que no puedas completar más en el futuro. Pues bien, cuando tengas suficientes piezas para seguir construyendo tu vida, haz de esas piezas que llevas anudadas a todas partes los cimientos de tu nuevo puzzle, empieza por ellas y encájalas con tus nuevas experiencias. Cuando hayas completado ese puzzle nuevo, te sentirás fuerte y libre. Repite el proceso una y otra vez. Si no eres capaz de resolver un puzzle, utiliza sus piezas para el siguiente. Así, construirás tu futuro de manera más segura, pues, por si no te has dado cuenta, estás utilizando esas malas experiencias de las que aprendiste para construir nuevos proyectos en tu vida. Si tiras esas piezas e intentas olvidar, de nada habrá servido el haber pasado aquel trance, y si las guardas eternamente, intentarás resolver el mismo puzzle una y otra vez. Sin embargo, si haces de las experiencias tu base para construir el futuro, olvidarás más facilmente aquel futuro que pudo ser y nunca será. Y al culminar el siguiente proyecto gracias a experiencias pasadas, superarás el pasado, lo cual te hará más feliz.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s