Elegía a mi estantería.

“Y sí, finalmente, elegí a mi estantería, para hacerle una elegía, porque solo yo sé que realmente la merecía, al contrario de lo que a los demás les parecía.”

———————————-

De mis sombras, amiga.

De mis luces, hogar.

De mis penurias, consuelo.

Impasible, firme y esbelta eras

ante todo lo que albergabas.

Fría fuiste, fría estás.

Del color de tu imprimación,

del color de tu barniz,

pintaste mis desesperanzas.

Transformaste en útil lo inimaginable.

Me refugié en ti de las tormentas.

Y sí, eras fría, pero nunca más

que aquellos días a la intemperie.

¿Qué haré yo ahora, que 

el peso de los años te ha derrumbado?

¿Significa mi fin? ¿Mi nuevo comienzo?

Estirastes tus cuatro patas,

contraístes mi corazón.

Y ahora tu herrumbe me carcome,

y ahora tus termitas me corroen.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s